divendres, 26 de novembre de 2004

Crèdits

Aquest matí, com cada matí, estava esmorzant mentre mirava les notícies de la tele. Com sempre, també, s'han posat a fer anuncis. Mai en faig cas, però avui n'hi ha hagut un que m'ha cridat molt l'atenció.



Era l'anunci d'una d'aquestes empreses que ofereixen crèdits. No sé exactament quina d'elles era (bé, tampoc m'hi he fixat massa). El que m'ha cridat l'atenció ha estat l'anunci:



"Usted elige el importe, el tiempo de devolución y las cuotas".



I se m'ha obert una llumeta. He tingut el telèfon fins i tot a la mà per trucar-hi. Però he pensat que només hi perderia diners a la factura de telèfon. Tot i així, ja m'imagino la conversa:



- (Empresa que no sé com es diu), dígame.

- Hola, bon dia. Jo voldria demanar un crèdit.

- ¿Cómo dice?

- Que voldria demanar un crèdit.

- No la entiendo, ¿me puede hablar en cristiano?

- Bueno, si vol li parlo en hebreu, que crec que és el que parlava Jesús, però em sembla que ni jo sabré què li dic ni vostè m'entendrà.

- Clic.

- Ostres, m'ha penjat, tornem-hi...



- (Empresa que no sé com es diu), dígame.

- Hola, bon dia. Jo voldria demanar un crèdit.

- ¿Cómo dice?

- Que voldria demanar un crèdit.

- No la entiendo, ¿me puede hablar en cristiano?

- Lo siento, pensé que en una empresa con cobertura nacional me podrían atender en todos los idiomas oficiales del estado. Pero bueno, le hablaré en castellano, que por cierto, es tan cristiano como el catalán.

- ¿En qué puedo ayudarle?

- Pues eso, que quería pedir un crédito. No et fot! Si truco aquí és perquè vull un crèdit, no perquè tingui ganes de tocar la pera. Bueno, en aquest cas no vull demanar un crèdit, però tu encara no ho saps...

- ¿Cómo dice?

- Que quería un crédito.

- ¿Cuanto dinero quiere?

- Pues no lo sé... ¿Cuál es el máximo?

- 3000 euros.

- Vale, pues 3000 euros.

- ¿Cómo lo quiere devolver?

- En el anuncio de televisión dice que puedo escoger las cuotas y el tiempo de devolución. ¿Es cierto eso?

- Claro.

- Entonces quiero devolverlo en un mes.

- ¿Sólo un mes? Bueno, usted misma, ahora le cuento cuánto...

- Y la cuota, de 1 euro.

- ¿Cómo dice?

- Le gusta la preguntita de marras, eh! He dicho que lo quiero devolver en un mes, con una cuota de 1 euro.

- Eso no va a poder ser.

- ¿Por qué?

- Porque va a devolver menos dinero que el que le prestamos.

- Y si pago lo que ustedes me piden voy a pagar más y voy a salir perdiendo yo. Alguno de los dos tiene que salir perdiendo, ¿por qué tengo que ser yo?

- Porque nosotros le prestamos el dinero.

- Sí, y tanto en televisión como usted me han dicho que puedo escoger la cuota Y el tiempo de devolución. Pero ahora me dice que no. ¿Me está engañando?

- Mire, señora, ...

- No soy señora.

- Mire, señorita, no pienso discutir con usted. O sigue las normas, o no hay crédito.

- Yo sigo las normas: he escogido el importe, el plazo y la cuota. Son ustedes los que no cumplen la propaganda que dan.

- Clic.

- Ostres! Ja m'han tornat a penjar. Dos cops en un dia. I els mentiders són ells.